dilluns, 7 de juny de 2010

Una ciudad cualquiera (5.35 am)

Esperando el autobús para volver a casa, pienso en ti, como siempre. En el poco interés que tienes, en cuan poco te importo, en cuan insignificante soy para ti. Tu eres tan importante para mi, que parece que no tenga vida a tu lado, porque sólo tu estás en mi cerebro.

Después de muchas noches de fiesta, buscando un sustituto, mi mente sólo te echa de menos a ti. Al olor de sudor genital, al sabor de unos labios, al pelo de pecho, que tu nunca me diste, y posiblemente no me des nunca. El olor, el sabor, el sonido del sexo son para mi una música, un gusto y un perfume que desde hace tiempo no soy capaz de sentir. Puede ser sea influido por tu existencia, y ya está bien, porque seguramente tu sí eres capaz de sentir todas estas sensaciones. Añoro un cuerpo que pueda abrazarme, unos labios que sepan beberme.

Sé que tocas la trompa, pero dudo que sepas que yo soy cellista. Dudo que simplemente intuyas que soy capaz de anular una clase con mi profesor para quedar contigo. Lo peor es que nunca supiste valorarlo, en cambio tu me pides que aprecie lo poco que haces por mi, lo poco que me dedicas, aunque tu eso crees que es demasiado. En unas horas puede ser que me llames, puedes ser que no, aunque ya sé que no lo harás. No te importa que muera por dentro esperando tu llamada. Eres tan imprevisible...Me gustaría que te dieras cuenta que no soy uno más, que te quiero, que quiero estar contigo. Debo decir que si no sé nada de ti en una semana sólo me quedará atarle una piedra a mi corazón y tirarlo al fondo del mar. Olvidarme de ti, cómo de muchos otros, que no han sido ni serán la mitad de lo que eres tu en estos momentos.

Hombres cómo tu sólo he tenido otro, que aún intento olvidar. Querría saber que se siente estando en el otro lado, en el lado del querido, no del queriendo. El autobús está a punto de llegar, i al lápiz se le acaba la punta.

Aprovechando lo poco que le queda sólo diré que te quiero, que no quiero más decepciones, que vales mucho y que en pocas horas me gustaría verte.

(6.03 am)


*Açò és ficció, no vull malentesos.

1 comentari:

  1. Muy bueno lo del lado del querido y no del queriendo !!! No desesperes, al final nada importa, salvo la nada.

    Un saludo.

    ResponElimina