dimarts, 30 de novembre de 2010

Laura


Noviembre acabó y con él te llevas a la reina de Saba...
Y te echaré de menos, demasiado.


Piensa en aquella tarde de noviembre, noche de octubre.

dilluns, 29 de novembre de 2010

Normafa


La nieve caía con fuerza sobre el tren dónde estaba sentado. Ahora ya no, solo llovía y el paisaje había dejado de ser bonito para ser triste. Nunca me esperaste en la estación. Durante horas paseábamos en la nieve, en las hojas secas, en la hierba verde mientras cantábamos arias de óperas conocidas y desconocidas. Siempre fuiste muy diferente al resto, y nunca me has querido como los demás. Seguiré esperando tu visita, viajaré para recordarte y pensarte. Viajar contigo siempre fue como una bola de nieve en la espalda, fría y sorprendente.

dilluns, 22 de novembre de 2010


As-tu déjà aimé
pour la beauté du geste?
As-tu déjà croqué
la pomme à pleine dent?
Pour la saveur du fruit
sa douceur et son zeste
T'es tu perdu souvent?

(¿Alguna vez has amado
por la belleza del gesto?
¿Alguna vez mordiste
la manzana plenamente?
Por el sabor de la fruta,
su dulzor y su piel.
¿Te has perdido a menudo?)

diumenge, 21 de novembre de 2010

Real

Subo al tejado para ver la luna morir, después de una noche en vela con velas que iluminaban mi tristeza y mi soledad. Mis ganas de seguir confiando en el mundo se han reducido al rayo de luna que queda, que viene a ser algo así como invisible. Veo un pelo tuyo en mi calcetín, otro símil de mi confianza hacia el género humano o hacia cualquiera que diga que el amor es eterno, porque bien sabe que se está engañando él mismo y que nada de eso existe en la vida no-sueño.