diumenge, 15 de gener de 2012

Ver, y observar que tu vida va a mejor, que siempre has sido muy bueno en eso llamado sonreír. Que una vez en el fondo solamente podías subir, y de momento emerjo, y lo hago, sonrío. Me percato de quien de verdad quiere acompañarme en el camino, quien quiere cogerme la mano de verdad, quien me quiere proteger. La soltería me sienta genial, me hace sentirme liberado y cercano a más gente. Ahora canto y bailo como si mañana nunca llegase, y me permito desayunos en gran compañía y zumos naturales. Os confesaré que todos podemos pasar página en nuestro libro personal, que las hojas suelen ser delicadas, pero pesan poco. Los capítulos nuevos siempre son sorpresas y aventuras.
Me doy cuenta que las cosas mal hechas quedan atrás, y que no hay que llevarlas consigo en los bolsillos de un corazón. Que ser fabuloso solo depende de ti, que confiéis en todo el potencial emocional que tenéis, dentro hay mucho más que una sorpresa Kinder. Las cosas bien hechas satisfacen, llenan vacíos provocados por cosas mal hechas. Tú no me quieres como me quiero yo.

SONRÍE, nada importa, canta hasta la afonía y baila hasta el amanecer.