diumenge, 28 de març de 2010

Compromiso


Hay momentos en la vida que posiblemente te hayas cruzado con esa persona "especial" o adecuada, que se ajusta a ti, pero realmente no tienes ánimos de mantener un compromiso. Posiblemente seais el tipo de personas que creen que el amor no lo escojes o lo decides, que llega y ya no les puedes hacer nada, pero yo no lo pienso así, de todas maneras es otra cuestión.

Todo depende de las condiciones en las que nos encontremos, ya sabeis, en estos momentos no estoy dispuesto a renunciar a mis condiciones. Soy muy joven, con suficiente éxito entre los hombres, nada que me ate a nada, y en pocos meses estaré lejos de aquí. ¿Me conviene un compromiso?¿Lo quiero?

Entonces tengo un dilema mortal preguntándome si estoy dejando pasar una gran oportunidad de tener a uno de los hombres de mi vida, o vuelvo a ser un soltero militante que disfruta de su juventud y su atractivo. Es una difícil cuestión que no tiene una respuesta inmediata, y todo puede cambiar con el tiempo. No me da miedo el compromiso, pero no lo necesito en estos momentos.

De momento me estoy decantando por seguir siendo lo que he sido hasta ahora. Me angustia la idea de estar atado actualmente. No sé, hoy es tiempo de fresas, mañana ya veremos.

3 comentaris:

  1. Xi collons! VIU LA PUTA VIDA. No faces com jo, que em vaig amargar i vaig tallar amb el meu ex perquè sabía desde un principi que no funcionaria, i ara es quan m'hen adone de que no va funcionar perquè jo creia això.

    ResponElimina
  2. Me niego a pensar que sólo hay un hombre de tu vida o de la mía, de hecho, hasta ahora yo he conocido a 2 que fueron el hombre de mi vida en su momento.
    Lo cierto es que leyéndote, parece que no hay duda, que la decisión ya la has tomado, así que... ¡a emigrar y vivir la vida!

    ResponElimina
  3. Sara, jo també em negue a que hi haja només un home a la meua vida, per això dic: uno de los hombres de mi vida.

    Gràcies pels coments, venint de vosaltres són valuosos!

    ResponElimina